viernes, 18 de marzo de 2011

No todo es clínica.

Esta semana asistí a la sesión clínica de una de las residentes de primer año de nuestra unidad docente. El tema impartido giro en torno a la Guía Gema de 2009 (Guía española para el manejo del asma).
Durante su exposición recalcó la importancia de explicar de forma adecuada a los pacientes el funcionamiento de los diferentes dispositivos para el tratamiento de esta patología.
Me pareció interesante ese apartado y pensé que dedicamos tiempo y energía a que el paciente entienda en qué consiste  su enfermedad, cómo se trata y en  intentar que no abuse de las medicaciones de rescate.
Y a pesar de ello, y aún haciéndolo todo de forma correcta, algunos de nuestros asmáticos no tendrán su patología bien controlada.
Merece la pena pararnos en esos pacientes (y en todos, pero sobre todo en éstos) y plantearnos que quizás no estén  utilizando bien la medicación prescrita.
Perder uno minutos (o ganarlos, según se mire) en enseñar cómo funcionan las "cachimbas del asma" es importante.
Pedir al propio paciente que nos muestre cómo las maneja debería formar parte de nuestra práctica habitual.


Os dejo un vídeo del Dr. House en acción. Quizás es algo exagerado, pero los pacientes nunca dejan de sorprendernos. La mezcla de nuestra dificultad para explicarnos bien y sus problemas para entendernos de forma completa puede llevarnos a situaciones inesperadas. No ha sido una única vez  la que prescribiendo unos óvulos vaginales la paciente a regresado a la consulta tras haberlos ingerido por vía oral... .








Raúl Soriano Carceller. MFyC. C.S. Tías (Lanzarote).











2 comentarios:

  1. Siempre he pensado que los médicos muchas veces no teneis ni idea, pero hay que reconocer que menos idea tengo yo.

    Felicidades por el blog, y animo que esto acaba de empezar, un buen trabajo.

    ResponderEliminar